¿Qué es una marca?

Son  signos que nos permiten distinguir productos, servicios, establecimientos industriales y comerciales en el mercado.  Su principal característica es que sea distintivo, novedoso, de manera que el público consumidor no se confunda en el mercado con otro de la misma especie.

Los clientes satisfechos con un determinado producto, tienden a comprar nuevamente o a usar el mismo producto.  Es por esta razón que es muy importante distinguir nuestra marca de otras.

Las marcas pueden ser de diferentes tipos:

MARCA DENOMINATIVA: Una marca puede ser una palabra, una letra, combinación de iniciales y /o números.

MARCAS ETIQUETAS: Con figuras, imágenes, símbolos, dibujos, marcas figurativas.

MARCAS MIXTAS: Combinación de etiqueta con palabra, con o sin significado idiomático.

Marcas Sonoras: Signo distintivo, capaz de representación  a través de un sonido.

La protección que concede la marca es territorial, es decir, sólo a nivel nacional; y temporal, por 10 años contados desde su registro, pero a diferencia de los otros títulos de protección las marcas son renovables indefinidamente por periodos iguales, previo pago de la tasa correspondiente

El procedimiento para registrar una marca comercial en Chile comprende básicamente tres etapas: ingreso y examen de forma de la solicitud, trámite de la publicación del extracto en el Diario Oficial y examen de fondo de la solicitud.


 

Ventajas de registrar una marca

El registro de una marca ofrece protección jurídica al titular, garantizándole el derecho exclusivo a utilizarla para identificar bienes o servicios por un periodo de 10 años renovables indefinidamente.

El poseedor de un registro de marca podrá autorizar a un tercero su uso mediante contratos de licencia.

Al registrar su marca, obstaculizará los intentos de los competidores desleales por utilizar signos distintivos similares, ejerciendo:

Acciones penales en contra de ellos por uso malicioso y obtener el comiso de las mercaderías falsificadas

Acciones civiles de indemnización de perjuicios por el uso no autorizado de su marca

Acciones o demandas de oposición a una solicitud de registro o de nulidad a un registro ya otorgado, de manera que el titular de un registro marcario tiene la  posibilidad de impedir que un tercero logre registrar una marca similar o idéntica a la suya para la misma cobertura o relacionada. En caso de no haberse opuesto a tiempo, también puede intentar anular una marca otorgada por INAPI.

La protección por medio del registro marcario permite a las personas y empresas con aptitudes e iniciativa producir y comercializar bienes y servicios en las condiciones más justas posibles, con lo que se incentiva el comercio internacional.